19.8.09

Odio y vómito (Blázquez)

Os odio, odio vuestras normas, vuestras listas vuestros números y
vuestro orden.

Odio el suelo artificial que piso, el ordenador que uso, el teclado de
plástico que toco, odio levantar la cabeza y no ver el sol, odio a
vosotrxs por aguantar esta vida; odio la calle llena de zonas para
peatonxs y zonas para automóviles, semáforos y cláxones; gente con
prisa y caras largas. Odio a la policía y su prepotencia, joder estoy
pagando a alguien para que me controle y vigile. ¡Que locura!

Odio el humo y la contaminación de la ciudad, ya no respiro aire con
contaminación; ahora respiro contaminación con aire.
Odio toda autoridad, odio todo aquello que sea obligatorio ya sea no
salir de noche o comer todos los días, odio la impunidad de las
autoridades que actúan de un modo déspota y egoísta.
Odio el sistema de enseñanza que corta la espontaneidad y la
naturaleza de las personas desde la niñez, odio lxs profesorxs que ya
ni se plantean porque son profesorxs, la importancia de su trabajo y
solo les importa cobrar a fin de mes y que lxs alumnxs les teman
(respeto creen ellxs) odio los lazos de unión, ya sean entre parejas
(mea culpa), familias, patrias, clubes…

Odio la simbología y el refugiarse dentro de ella en un intento
desesperado de no sentirse solx en esta selva privada, odio las
banderas sean rojinegras o sean barras y estrellas, anarquistas del
mundo; muchxs de vosotrxs cuantas veces me recordáis a lxs
nazis…

Libertad real, libertad de todo, romper este maldito mundo y crear
uno nuevo, no más mentiras y etología manipuladora no somos
votos, ni somos dinero, no somos números ni letras, somos
sentimientos pasión; fuego, lagrimas y sonrisas, somos fabricantes
de besos y abrazos.

Odio la esclavitud, ya sea en la atención al sonar de un móvil o en la
mirada constante a un reloj, ostia son las dos tengo que ir a comer
(el
hambre ya da igual, hasta comer lo hacemos por obligación) .Una
vez leí que los animales que no son libres comen sin necesitarlo,
algo parecido nos pasa a los humanos; cuanto más esclavxs somos
más cosas hacemos sin razón, hablamos sin tener nada que decir,
bebemos sin sed y comemos muchas veces por aburrimiento o
consumismo. Malditxs autómatas ¿Tú aun crees en ti? ¿Aun crees en
un mundo mejor, en la anarquía por ejemplo?… Pero en cambio
sigues hay sentadx (igual que yo) leyendo esta basura y pensando
que mal va el mundo y sé que deseas de verdad que algo cambie;
pero no hacemos nada, ese es nuestro problema, nos llevan metiendo
la obediencia entre ceja y ceja desde que nacimos, duérmete,
duérmete… me dan ganas de vomitar, no mas obedecer mi radio
acaba de acompañar a mi televisor en la basura, mi videoconsola ya
está vendida; espero poder liberarme de mi ordenador algún día.


Estoy rodeadx de mierda, mis dueños están repartidos por el mundo
soy tan esclavx que me doy asco a mí mismx.
Cada vez que voy por la calle y veo una cabina rota o un contenedor
quemado pienso, serán delincuentes, no harán nada provechoso por
el bien de la utopía y todo lo que queráis pero lxs son gente que no
ha aguantado tragar mas y se me escapa una sonrisa, rompamos con
las normas sea de la forma que sea, grita, corre, salta y haz lo que tu
corazón te diga; joder déjate llevar por una vez en tu “vida”.


Cuando tragas demasiada mierda… vomitas.

1 comentario:

  1. me ha encantado, ¿donde lo has encontrado?

    ResponderEliminar